Se ordena clases mientras fosa séptica se desborda

Tijuana, 25 de marzo de 2022.- Entre desechos fisiológicos, basura e instalaciones deterioradas, así es como las autoridades estatales de educación esperan que cerca de 700 alumnos de la Escuela Secundaria General No. 27, ubicada en Valle Dorado, tomen sus clases.

En entrevista con Tijuana En Línea el director del plantel, el señor Blaz López Villa expuso que al no contar con servicio de drenaje, tienen una fosa séptica que desde antes de que se suspendieran las clases por la pandemia, no ha sido limpiada y como es que el Estado olvidó su promesa de instalar el drenaje.

“Estando en clases se sale el líquido (los desechos) ya di aviso a las autoridades e y es caso omiso, no suspendí, eso desde antes de la pandemia. Ya después con la pandemia, está lleno y o han venido siquiera; no han venido a desahogarla”.

“Prometieron que iba a haber drenaje y nomas puras promesas y la cosa se llena cada mes y se ha pagado con los recursos de la escuela, de la cooperativa, porque ISEP no quiere, ellos si tienen el dinero suficiente, aquí no”.

El señor López Villa, quien recientemente fue intervenido quirúrgicamente pero se está presentando atender la escuela por que no tiene ni personal de apoyo como subdirector, secretarias y prefectos, comentó que no tienen servicio de recolección de basura, hecho por lo que a fin de con almacenarla llegan al extremo de quemarla.

“Hay una intendente que limpia, la basura se queda o se quema, aunque no debo hacerlo pero ni modo, no queda otro recurso”.

Por otra parte, la profesora Alegría, quien imparte clases en la institución, comentó además que debido al tipo de terreno en el que se encuentra el centro escolar, el cual es a base de terracería, los alumnos necesitan lavarse las manos constantemente pero no hay donde hacerlo.

“Exigen que ya entremos, de hecho ya nos dijeron y que ya no importa si no se lavan las manos a la entrada, que pasen los alumnos ¿pero cómo no? Si son casi 700 alumnos, son 670 lo que están aquí, son casi 700 entonces pues se tienen que lavar las manos”.

Valle Dorado es tristemente una zona reconocida por los altos índices de delincuencia, por lo que las instalaciones no han sido exentas de los actos delictivos, durante el periodo de suspensión de clases por la pandemia, reportaron 12 robos además de que la nula presencia policial incrementa el sentimiento de inseguridad en el área.

“Las patrullas de no pasan ni una vez a la semana, estamos olvidados. Ni del Sistema Educativo viene a ver como está la escuela, como está funcionando”.

La cercanía con “La parada de los muertitos” un punto en el constantemente arrojan personas sin vida, también pone en riesgo la integridad tanto del personal como de los mismos estudiantes, sin embargo es otro de los aspectos que tampoco es tomado en cuenta por el gobierno estatal.

“En la parada de los muertitos que es allá arriba allá dejan en los cuerpos, ahorita cómo están los oficiales del ejército pues lo han dejado ningún muerto pero nos ha tocado pasar por ahí, una maestra quedó traumada, ya no trabaja aquí ahorita, casi le pisa la cabeza y si le hubiera tocado ver que tiran el cuerpo también le toca; esa parte está olvidada, las casas están abandonadas, y no pasa la policía, se hacen oficios para que al menos pase a la salida pero estamos abandonados por la autoridades”.

Los docentes se niegan a que los alumnos regresen a clases mientras la situación no se resuelva, sin embargo ninguna autoridad brinda solución a sus denuncias.

Boton_RRSS_rosarito