Los pilares de la vergüenza

Por Alberto Gómez Contreras

¡Es en serio! ¡Poco ayuda el que si estorba y me refiero a los pilares!

Habrá quien diga que solo estamos esperando algo mal hecho para criticar, pero esto no se puede pasar por alto.
¿Quién sería el funcionario que aprobó privilegiar la seguridad de los postes de la Comisión Federal de Electricidad (CFE) y dejo a su suerte a los peatones quienes tienen derecho a transitar libremente por la banqueta?

En el bulevar El Rosario, esa vialidad de Santa Fe en Tijuana, que lleva meses en rehabilitación y que no tiene para cuando terminen los trabajos; la misma que durante meses fue un viacrucis para los habitantes de la zona donde llegaron a estar formados en sus vehículos hasta tres horas para llegar a sus viviendas; donde construyeron una glorieta que dicen solucionara los problemas de movilidad; ahora una mente brillante, decidió que la vida de un ciudadano vale menos que un poste de cemento.
Esa mente brillante y me refiero al funcionario municipal que le corresponda, autorizó que se construyeran pilares de cemento alrededor de los postes de la Comisión Federal de Electricidad, sin importar que obstruyeran el paso peatonal.

Ahora los peatones, la gente que trabaja y que no transita en vehículos que pagan los ciudadanos con sus impuestos, arriesgan su vida al caminar por la banqueta del bulevar El Rosario, pegadito al cerco perimetral de la Plaza La pajarita.

Para pasar por donde le corresponde al ciudadano de a pie, no se puede, porque los pilares cubren todo el paso peatonal, hay que bajarse al carril de extrema izquierda y caminar, después subir de nuevo a la banqueta y en seguida repetir la misma operación. Desde luego realizar estos malabares, es un albur, porque bajarse de la banqueta al carril vehicular, representa un gran riesgo de ser atropellado.

Entiendo que la CFE realiza los trabajos que necesita para proteger sus instalaciones, pero la responsabilidad de permitirlo o no, es del Ayuntamiento de Tijuana, la misma autoridad que yo creo que no tiene capacidad para decirle a la CFE, lo que no debe hacer en las calles por donde pasan sus ciudadanos, los que pagan sus impuestos y a quienes están obligados a proteger, porque son quienes los eligieron como sus representantes.

El riesgo para el peatón que necesita caminar por esa banqueta es grande, y queda claro, la responsabilidad de un accidente ocasionado por esta obstrucción en la banqueta publica (No de la CFE) será de la autoridad municipal, de la mente brillante que permitió que esto esté pasando y que no actue a tiempo.

¡Poco ayuda el que si estorba y me refiero al funcionario responsable de aprobar esos pilares! Si no tenía conocimiento de los pilares, ¡AHORA LO SABE! Y si no tiene la capacidad para hacer valer el derecho de los ciudadanos, pues mejor déjele su puesto público a alguien con más conciencia y con mayor capacidad técnica.

¡No se vale!

Boton_RRSS_rosarito