Autoridades carecen de mano dura para combatir la inseguridad cibernética

Tijuana, 28 de abril de 2022.- La atención a la ciberseguridad en México es deficiente, existe un rezago en cuanto al robo de identidad y fraudes cibernéticos que necesita ser legislado a la brevedad, así lo dijo Hugo Salinas Pérez, quien funge como presidente del Clúster de Tecnologías de la Información en Baja California.

Fue en el marco del Foro “Ciberseguridad: Retos y Oportunidades 2022”, que se resaltó este tipo de delincuencia genera una pérdida de 5 billones de dólares que por este hecho México es una de las naciones más vulnerables al sufrir este tipo de ataques, además se presentan 600 millones de casos de clonación de tarjetas.

“México ocupa el primer lugar en ataques de ciberseguridad y el segundo en robo de datos en Latinoamérica, de ese tamaño es el reto que, en gran medida, nos dejó la pandemia al obligarnos a utilizar herramientas tecnológicas en nuestra vida cotidiana”, afirmó el ejecutivo de IT Baja.

Afirmó que existe una brecha en materia de castigo a este tipo de ataques pues no existe una legislación que permita castigar a quien los realiza.

“La dinámica de la vida diaria le gana al marco legal, como clúster en el estado, desde hace dos años presentamos iniciativas de ley sobre ciberacoso que se están estudiando”, destacó.

Rosaura Rojas, Representante de Ventas en México de Trellix, comentó que la ciberdelincuencia se realiza desde puntos cada vez más sofisticados.

“En Trellix les ayudamos a las instituciones a minimizar esos ataques de amenazas al identificar si es un ataque sustantivo o si solamente quieren robarse la información; nosotros implementamos medidas para detectar esas amenazas y a tomar acciones seguras”, expresó la especialista.

Por otro lado, habló sobre la Ley Olimpia y la Ley Ingrid donde se resguardan los derechos digitales de las personas.
Asimismo, se hizo énfasis en las instituciones financieras que no están reguladas ni cuentan con los estándares básicos de seguridad y que manejan libremente este tipo de inversiones. Por ejemplo las SOFOMES, que se desempeñan como prestamistas.

“Es un riesgo para los usuarios porque estas entidades financieras no cumplen con los estándares de seguridad para el manejo de la información confidencial ni para el tipo de manejo de inversiones que realizan”, alertó Rosaura Rojas.

Boton_RRSS_rosarito